cerrar

BRASIL SE ACERCA A UNA RECESIÓN TÉCNICA POR LA CAÍDA DEL PBI

En el segundo trimestre, la actividad económica de Brasil cayó un 0,13% frente a los primeros tres meses de 2019, cuando descendió 0,2%. El alto desempleo, el pobre desempeño industrial y los problemas económicos en Argentina afectan al gigante sudamericano.

La actividad económica de Brasil retrocedió un 0,13% en el segundo trimestre de 2019 frente a los tres primeros meses del año, resultado que acerca al país a una nueva “recesión técnica”, informó hoy el Banco Central.

El Índice de Actividad Económica IBC-Br, dato previo del Producto Bruto Interno (PBI), cayó un 0,13% en el segundo trimestre, tras una baja del 0,68% en los tres meses hasta marzo y evidenció las dificultades de Brasil para impulsar su crecimiento, que apenas superó el 1% en los dos últimos años, tras la grave crisis de 2015 y 2016  cuando el PBI se derrumbó siete puntos porcentuales.

En caso de que a fin de agosto el gobierno, a través del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), confirme el descenso del 0,13% registrado entre abril y junio, el país sumaría dos trimestres consecutivos en negativo y entraría en lo que se considera como “recesión técnica”.

El resultado se encuadra dentro de lo esperado por analistas financieros teniendo en cuenta el mal desempeño de algunos sectores clave para el país, como el industrial o el de servicios.

La economía de Brasil también está siendo afectada por el alto desempleo, los problemas económicos en la vecina Argentina y las perspectivas oscuras para el crecimiento mundial

En el primer trimestre de 2019, el PBI de la mayor economía de Sudamérica cayó un 0,2% frente al periodo inmediatamente anterior y sólo se espera que se expanda un 0,8% este año, según el banco central, el Gobierno, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y las previsiones de mercado consensuadas.

La mayor economía de Suramérica comenzó a despegar en 2017 y 2018, pero de una forma muy débil, pues el crecimiento registrado para cada uno de esos años fue de un 1%. Para el 2019, el primer año con el ultraderechista Jair Bolsonaro en el poder, tampoco se espera una expansión robusta del PBI.

La gestión Bolsonaro anunció en julio una serie de medidas que permitirán inyectar unos u$s 10.500 millones en la economía en los próximos dos años, con el objetivo de incentivar el consumo y acelerar la recuperación.

También impulsa una dura reforma previsional que está en la recta final de su trámite en el Congreso, y un amplio plan de privatizaciones de empresas públicas y concesiones de infraestructuras. 

BrasilPBI

Compartir
Tags : Jair Bolsonaro

Dejar una Respuesta